ESP | ENG
ESTATUAS HUMANAS

Las reacciones del público son diversas: muchos necesitan tocar al actor para saber si es verdadera materia o es humano; otros intentan buscar el contacto con los ojos, se detienen fijamente a mirar la estatua y le hacen gestos y guiños para ver si consiguen que el actor se mueva; otros, sencillamente, no lo entienden como arte y pasan de largo, indiferentes. Los menos.
Pero la magia se da cuando el actor se vuelve sujeto en la mirada del público, y como una especie de espejo éste le devuelve la mirada de lo que él está interpretando.
El actor, al transmitir sentimientos, es un sujeto en la mirada del público; de este modo deja la cosificación para tornarse obra viva. En definitiva, la estatua viviente trasciende los límites de la obra de arte, deja de ser materia para ser sujeto humano e interactuar con el público. Decroux, creador del mimo corporal dramático, afirmaba rotundo que "el cuerpo representa lo invisible: emociones, tendencias, dudas, pensamientos".


 

Fotografías:
Raúl García-Juez
Textos:
Pancracio Celdrán (con la colaboración de Victoria Buzón)
Introducción:
Mª Paula Noviel y Mercé de Ocaña
 
ARTE EN LA CALLE
Subastas Siglo XXI | Lagasca, 80 6º C 28001 Madrid (España)   Tel: + 34 91 575 49 00 | Fax: + 34 91 575 49 49 | info@subastassigloxxi.com